DINERO ELECTORAL DEBE USARSE PARA DESASTRES NATURALES; CLAMOR HUMANO

Es tiempo que los partidos políticos dejen de pensar en sus prerrogativas y sumarse a los necesitados en México debido a los daños del huracán y los temblores de septiembre.

Ante tanta desgracia en México es necesario hacer una pausa  y analizar si los 25 mil Millones de pesos que el INE y los partidos políticos gastarán en el proceso electoral del 2018,  son una correcta aplicación,  ya que las necesidades en el país son muchas, principalmente por los daños que sufrieron miles de personas en CDMX, Puebla, Morelos, Chiapas, Tabasco y Oaxaca.

   El clamor a esta decisión ha comenzado a circular en las redes sociales al ir conociendo las cifras de daños y lamentablemente el número de muertos, aunque aún falta saber cuántas familias se quedaron sin hogar y la reparación de carreteras.

Esta iniciativa que está corriendo en las redes sociales se ha convertido en un clamor social y es tiempo de conocer la voz de los partidos políticos, principalmente de sus líderes, aquellos que a inicio de año clamaron sus prerrogativas y quienes han sido beneficiados políticamente, al igual que aquellos que ostentan puestos de elección dentro de las cámaras y el senado.

Para que los lectores sepan cual es el promedio del uso de recursos público, la cifra total es de 25 Mil Millones de pesos,  cantidad que solicitó el INE, dinero del cual será destinada para financiamiento de  los partidos  con total de 12 mil, 700 Millones de pesos,  repartidos entre el  PRI, con 1,689 Mil Millones de pesos; PAN 1,281 Millones de pesos; PRD, 773 Millones de pesos y MORENA, 649 Mil Millones de pesos, que son los partidos que más reciben.

De esta cifra los mismos partidos destinarán recurso para 9 estados del país que tendrán elecciones en 2018 y la otra parte el INE hará su trabajo con 2 mil, 148 Millones de Pesos.

  Seguramente habrá reacciones encontradas en esta petición que hacen miles de mexicanos, pero en breve podrían convertirse en millones quienes estén de acuerdo, con el único objetivo de que la ayuda llegue a miles de damnificados, primero por el huracán Katia y los dos temblores de estos últimos días.