México puede imponer condiciones económicas en renegociación del TLCAN con los Estados Unidos

Los roces entre Donald Trump y líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, pueden beneficiar a los mexicanos.

México también lleva ventaja sobre los puntos de renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte con los Estados Unidos, señaló el Dr. Werner Voigt, profesor investigador de la Facultad de Comercio Internacional de la UPAEP.

Dijo que han sido muy insistentes las presiones por parte de los senadores y seguidores del presidente Donald Trump antes de comenzar las renegociaciones del TLCAN con México como punto principal, la homologación de los salarios de los trabajadores de México con el nivel de los salarios de los trabajadores de los Estados Unidos.

Indicó que en México tenemos una enorme ventaja competitiva con la estructura salarial y en ese sentido en México no podremos mantener nuestro superávit que el año pasado se situó en 63 mil millones de dólares con respecto a la balanza comercial con los vecinos del norte.

Apuntó que con la pérdida de esta ventaja en términos de salarios, nuestro país va a perder anualmente los 63 mil millones de dólares que se estaban registrando, lo que puede provocar enormes trastornos en la macroeconomía de México.

Al referirse al tema de la homologación de los salarios, ejemplificó, “en la planta de General Motors de Detroit, un trabajador gana 28 dólares la hora, es decir, 470 pesos por hora. En México el mismo trabajador, en una planta de General Motors, gana 2.40 dólares por hora, no 28 dólares, como sucede en los Estados Unidos, ellos quieren mejorar los estándares de seguridad y protección de los trabajadores, lo que resulta preocupante de querer homologar los pagos en ambas naciones, pero también es preocupante, esas manifestaciones de Donald Trump, antes de ese ciclo de comparecencias con un tuit en el que manifestó, vamos a derogar el peor tratado, jamás negociado, en otras palabras, la modernización del Tratado de Libre Comercio, no es una prioridad para el Presidente de los Estados Unidos. La derogación del tratado, sí es la prioridad”.

Y en ese sentido, Donald Trump tiene en este momento dos opciones, la primera que es la problemática con Corea del Norte, en donde, tendrá que aceptar la realidad de que este país va a ser una potencia nuclear con la capacidad de enviar sus bombas a cualquier rincón del mundo y la segunda opción, es la acción militar, con un ataque preventivo a Corea del Norte “para destruir a lo máximo, su capacidad de enviar almas nucleares a otros países o de invadir a Corea del Sur”.

Por lo tanto, esta situación está distrayendo al gobierno de los Estados Unidos para llevar a cabo una renegociación seria del TLCAN, porque están involucrando totalmente en una posible guerra sin igual en la historia de la humanidad. “Nunca hemos tenido una guerra que involucre a dos potencias nucleares y con esta situación, los norteamericanos necesitan aliados, y México puede ser uno de ellos, en caso de que Donald Trump, ejerza la segunda opción”. Y como consecuencia, la renegociación del Tratado de Libre Comercio va a pasar a segundo plano.

Apuntó que los roces entre Donald Trump y el líder de Corea del Norte Kim Jong Un, pueden distraer la atención del gobierno estadounidense para seguir adelante en la renegociación del Tratado de Libre Comercio con México, “porque las provocaciones bélicas nucleares de los Norcoreanos están distrayendo la atención de mandatario norteamericano”.

Por último, recomendó que el gobierno mexicano no debe aceptar ultimátum de ninguna índole, ni antes y durante las renegociaciones del tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos, como es la homologación de salarios y aprovechar la amenaza de más sustitución de importaciones en otros sectores de nuestra economía, que va a impactar de manera negativa a los exportadores estadounidenses y presionar a los negociadores de los Estados Unidos con la imposición de sanciones económicas, de acuerdo a los lineamientos de la Organización Mundial de Comercio (OMC).