Eugene pierde fuerza y se convierte en tormenta tropical

El huracán Eugene perdió fuerza y se convirtió en tormenta tropical el lunes en el Pacífico a considerable distancia de México, aunque podría causar fuerte oleaje y corrientes de resaca en el sur de California y la costa occidental de la península de Baja California, según los meteorólogos.
Un día después de que Eugene ganara fuerza y se convirtiera en un huracán de categoría 3, los vientos máximos sostenidos del fenómeno climático disminuyeron durante el día y alcanzaban los 110 kph (70 mph) el lunes por la noche.
El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo que Eugene continuará debilitándose a medida que se desplace por aguas más frías.
Sin embargo, el centro de huracanes advirtió que las marejadas causadas por el temporal afectaban partes de Baja California, en México, y podrían llegar al sur de California. Hay posibilidades de que las marejadas causen oleaje peligroso y condiciones de resaca, agregó.
El vórtice de la tormenta se ubicaba a 905 kilómetros (565 millas) al oeste-suroeste de la península de Baja California. El temporal se dirigía hacia el noroeste a 17 kph (10 mph).