septiembre 30, 2020

"Fuerza Periodística con Experiencia"

TRAICION EN TIEMPOS DE PANDEMIA

Resentimiento contra Arriaga, quien busca limpiar su imagen comprando a medios de comunicación, pero aun así no le alcanza para reelegirse.

+ La reunión del J.J. que inquietó a quienes buscan candidatearse en 2021.

+ Las traiciones y la persecución en su contra por parte del gobernador Barbosa.

+ Resentimiento contra Arriaga, quien busca limpiar su imagen comprando a medios de comunicación, pero aun así no le alcanza para reelegirse.

   Algunos cholultecas que  buscan ser aspirantes a las posiciones políticas que se avecinan para el 2021,  les inquietó la reunión que el llamado J.J.  (José Juan Espinosa) sostuvo con algunos representantes de medios de comunicación en su casa en Zerezotla, donde  se ofreció una comida con chiles en nogada, vino y tequila para cerrar la reunión.

 No fue una conspiración ni nada por el estilo, fue más bien como una especie  de terapia de sanación  para el expresidente municipal José Juan Espinosa, porque se desahogó y reveló las traiciones que ha sufrido durante el gobierno actual,  de parte de los *dos Luis, tanto el que despacha en casa Aguayo, como el de los portales de Cholula, (*Luis Miguel Barbosa y Luis Alberto Arriaga), pues calificó a la actual administración cholulteca de un retroceso, al grado de señalar que hay corrupción y nula estrategia durante esta atapa de la pandemia del Coronavirus, dejando a los ciudadanos a su suerte, pues no aplicó ningún programa de ayuda.

   Así también Espinosa Torres habla de la “persecución” que el gobernador del estado le hace, acusándolo de “enriquecimiento ilícito” y se defiende explicando que las inversiones económicas desde hace años, de sus tres  veces que ha sido diputado en conjunto con su esposa Nancy de la Sierra, hicieron en bienes y raíces, lo que les ha dejado grandes ganancias y propiedades en inmuebles, habiendo puesto a nombre de sus hijos propiedades, sin violar alguna ley y además recibiendo donaciones de su abuelo, lo cual también es legal.

  Además asegura que Luis Alberto Arriaga lo traicionó “obedeciendo” al gobernador Barbosa en decisiones que  ponen en riesgo la administración de San Pedro Cholula, a la cual califica de “mediocre” y reveló que desde el primer informe de Arriaga,  fue menospreciada su presencia, al no nombrarlo en el acto y tampoco permitirle sentarse en la fila de los expresidentes municipales, así también hablo de la crisis en el cabildo, donde 8 regidores se opusieron contra de la falta de trabajo y transparencia en la aplicación de los recursos públicos, así como un pasivo de 60 Millones de pesos que tiene el ayuntamiento.

      En materia política, Espinosa Torres  se descarta de participar en una contienda, asegurando que está teniendo reuniones con representantes de Morena a nivel nacional y con  Carlos Evangelista,  revelando que ya hay candidato para Puebla capital, y es el maestro Alfonso Esparza, además se busca  que en Cholula salga un candidato que represente los intereses de los ciudadanos y que rescate al municipio en los próximos 3 años.

 Las modificaciones recientes que aprobó el Congreso del Estado en materia electoral  son absurdas, pues precisamente la publicidad de los candidatos son en tiempos electorales y restringir los espectaculares, la pinta de bardas, pendones, adheribles en camiones y en revistas, imposibilita a que los ciudadanos conozcan por todos esos medios, quiénes y qué propuestas de campaña ofrecen,  calificando a la actual legislatura de obedecer órdenes del gobernador.

  Además de cuestionar la administración de Arriaga, el J.J. comparó los últimos gobiernos en Cholula, donde dijo, hasta el que representó Lolita Parra y Juan Pablo jiménez fueron mejor del actual, descalificando el de Alejandro Oaxaca, quien dijo, “ahora cobra en el ayuntamiento”.

  Así también, Espinosa Torres afirmó que en materia de medios de comunicación, la dirección de comunicación que dirige Pilar Pineda, en San Pedro Cholula,  canaliza millones de pesos para empresas televisoras y “amigos” de ella, buscando crear una buena imagen del presidente, pero sin tener éxito, pues lo que debe resaltarse es el trabajo y en esta administración no hay obras importantes, y no se ha cumplido los compromisos que se hicieron en campaña, aceptando que él asume el costo por haber impulsado a quien llevó a la candidatura y luego a la presidencia municipal, la cual calificó de “mediocre”.