Sin importar los frios de la madrugada y el riesgo a enfermarse, dan muestra de la inconsciencia de abuelitos y familiares que están acudiendo hacer fila y apartar lugares para ser vacunados, causando aglomeraciones y conflictos en los centros asignados para la vacunación.

Esto se ha venido repitiendo en la ciudad de México y hace unas horas en la ciudad de Puebla, especificamente en el municipio de San Andrés Cholula, a donde llegaron miles de personas, aún sin ser de la ciudad buscando afanosamente ser inmunizados y poniéndo en riesgo la salud de las personas de la tercera edad que tienen derecho, primeramente por ser de esa población y segundo porque muchos se inscribieron vía digítal, sin que les fuera respetada su número de ficha.

Se suscitaron altercados entre los habitantes y los que llegaban de fueras para conseguir la vacuna a como diera lugar y poniéndo a los organizadores en un grave problema porque no se dieron abasto para atender a la población, poniéndo en evidencia también la falta de personal del sector salud.

Lo cierto es que la primera dosis que el gobierno federal está aplicando, no garantiza la total protección y el individuo debe seguirse cuidando con las medidas ya conocidas por la sociedad, probablemente será hasta la segunda dosis o refuerzo, que obtengan esa total protección que todos quisieramos en esta grave etapa de pandemia.

Así que si usted ya consiguió la primera aplicación, considerse con suerte, porque de los más de 120 millones de mexicanos, apenas se está llegando al 15 por ciento de vacunados y probablemente al paso de unos 6 meses se habrá llegado al 50 por ciento, con lo cual el gobierno federal ya podrá echar las campanas al vuelo, pues México no está preparado en el tema de investigación médica y científica, porque las primeras vacunas que se han aplicado son las que el gobierno de China envío a manera de donación, en tanto México ya está fabricando las propias que por cierto tendrán el nombre de «Patria», como la bautizó el Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.